Home » Curiosidades » Una retrospectiva: el bajo eléctrico
bajo eléctrico

Una retrospectiva: el bajo eléctrico

El bajo quizás sea uno de los instrumentos menos populares de la música moderna. Pero pocas personas saben que, mientras que el cantante, el guitarrista o incluso el batería atraen la atención del público mayoritariamente, es el bajista quien sostiene la música y proporciona esa conexión esencial entre la melodía y el ritmo.

Hoy quiero echar un vistazo a este magnífico instrumento y repasar los orígenes del bajo eléctrico, los principales estilos de diseño y su uso desde su concepción hasta la actualidad.

Orígenes y desarrollo del bajo eléctrico

El primer bajo conocido fue fabricado en la década de 1930 por el inventor y músico de Seattle Paul Tutmarc, pero no tuvo mucho éxito. Leo Fender desarrolló el Precision Bass, que saltó a la escena musical en 1951. A mediados de los años 50 se hicieron pequeñas modificaciones en la concepción original del instrumento, pero, desde entonces, ha habido muy pocos cambios en lo que rápidamente se convirtió en el estándar de la industria. El “P-Bass” sigue siendo el bajo más utilizado, y otros fabricantes han hecho multitud de imitaciones.

Otros bajos

Unos años después del P-Bass, Fender presentó el Jazz Bass. Tenía un mástil más delgado y fácil de tocar y dos pastillas, una cerca del puente y otra cerca del mástil. Esto permitía una gama tonal más amplia. A pesar de su nombre, el “J-Bass” se utiliza ampliamente en todos los géneros de la música actual. Al igual que el Precision, la forma y el diseño del Jazz han sido emulados por numerosos fabricantes de guitarras.

Para no quedarse atrás, Gibson introdujo el primer bajo de pequeña escala con forma de violín, que podía utilizarse en posición vertical u horizontal. A continuación, desarrollaron la apreciada serie EB, siendo el EB-3 el más exitoso. Le siguió el popular Thunderbird, que fue su primer bajo de escala de 34″.

Otra línea popular de bajos es la línea Music Man, desarrollada por Leo Fender tras dejar la empresa que lleva su nombre. El Music Man Stingray es conocido por su tono profundo y contundente y su diseño clásico.

Si hay un bajo que se asocia especialmente un bajista concreto, es el bajo Hofner, que ahora se llama comúnmente el Beatle Bass debido a su asociación con Paul McCartney. El legendario músico inglés cita su ligereza y su capacidad de adaptarse fácilmente a tocar con la mano izquierda como sus razones para utilizarlo, incluso 50 años después.

Aunque hay muchos otros en el mercado, la gran mayoría de los bajos son estos modelos y sus copias.

Bajos: De los años 50 a la actualidad

Desde la era del jazz hasta los primeros días del rock and roll, se utilizaba el bajo vertical, contrabajo o “double bass”. A medida que el jazz y el rock progresaban, y la portabilidad, la facilidad de tocar y la variedad tonal del bajo eléctrico se hicieron evidentes, el contrabajo fue eclipsado paulatinamente. Desde 1957, cuando el bajista de Elvis Presley, Bill Black, “se hizo eléctrico”, pasando por las elegantes líneas de bajo de Paul McCartney, las innovaciones psicodélicas de Jack Bruce, las alucinantes líneas de jazz de Jaco Pastorius, hasta las innovadoras líneas progresivas de Tony Levin y Chris Squire, el bajo se ha convertido en una fuerza imparable en la música.

Hoy en día, un bajo conectado a sus amplificadores es imprescindible en estilos musicales tan variados como el hip-hop y el dubstep, en el metal, en el lounge y en todos los tipos de música pop moderna y clásica.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

cuanta sal

¿Cuánta sal hace falta para una piscina?

La cantidad de sal requerida para la desinfección del agua de piscinas es uno de ...