Home » Consejos » Remedios caseros para la afonía con miel
Remedios caseros para la afonía con miel

Remedios caseros para la afonía con miel

La afonía puede deberse a distintas causas: por gritar mucho, gripe, tos, problemas  ambientales (humo en exceso, cambio de temperatura), entre otros. Este padecimiento, aunque no representa mayor gravedad, debe tratarse con mucho cuidado puesto que las cuerdas vocales son bastante delicadas.

La afonía, no sólo hace perder la voz, sino que causa mucho dolor por la irritación de garganta. Debido a la resequedad hay que hacer un gran esfuerzo para hablar y es ahí donde la mucosa se resiente. Siempre y cuando no sea necesaria la atención médica, la afonía puede tratarse con remedios caseros: Miel. Este recurso natural posee propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes y antisépticas que serán verdaderamente favorables.

Remedios con miel para la afonía

Miel y jengibre

La miel y el jengibre son ideales para combatir la afonía. Ambos ingredientes contienen propiedades medicinales muy beneficiosas para atacar este padecimiento y curarlo en 24 horas. Para elaborar una infusión sólo necesitarás poner a hervir una cucharadita de jengibre rallado en 500 ml de agua, durante 20 minutos, una vez lista, dejar reposar y seguidamente agregar la miel. Repetir esta bebida tres veces al día.

Cucharadas de miel

La miel es un potente antibacterial que ayudará rápidamente a curar la afonía. Bastará con tomar dos cucharadas al día para estar recuperado en corto tiempo. Para más eficacia, se recomienda beber una cucharada de miel a primeras de la mañana estando en ayunas y otra cucharada por la noche. De ser necesario, mantener el tratamiento por uno o dos días más.

Miel y limón

Esta combinación será muy favorable para el tratamiento de la afonía, el limón limpiará la garganta y además eliminará bacterias. Puedes preparar un té de la siguiente manera: Calienta un poco de agua (como para una taza), agrega el jugo de un limón mediano y luego añade una cucharada de miel, revuelve y toma seguidamente. Esta bebida te irá perfecta por las mañanas y en la noche antes de dormir, verás los resultados en poco tiempo.

Miel, aceite de oliva y limón

Este remedio natural es muy efectivo, esta maravillosa combinación hará que desaparezca la afonía y aclare la voz en un lapso breve. El empleo de aceite de oliva logrará que las mucosas se hidraten y suavicen para así disminuir el dolor. Elaborar un té con estos ingredientes es muy fácil. Sólo necesitas una taza con agua caliente, agregar seguidamente el aceite de oliva, el jugo de un limón y por último la miel, revolver hasta lograr homogeneidad y tomar inmediato. Este remedio se recomienda dos veces al día.

Miel y piña

Esta es una mezcla maravillosa para curar la afonía y aliviar la irritación de garganta. La piña tiene propiedades antioxidantes lo que será favorable para tratamiento de las cuerdas vocales y además brinda una gran cantidad de agua, ideal para hidratar las mucosas. Puedes preparar jugo de piña (sin agregar azúcar) y luego agregar dos cucharaditas de miel, beberlo a temperatura ambiente. Este tratamiento además de ser muy efectivo, resulta agradable. Puedes tomarlo las veces que desees en durante el día.

La afonía puede deberse a distintas causas: por gritar mucho, gripe, tos, problemas  ambientales (humo en exceso, cambio de temperatura), entre otros. Este padecimiento, aunque no representa mayor gravedad, debe tratarse con mucho cuidado puesto que las cuerdas vocales son bastante delicadas. La afonía, no sólo hace perder la voz, sino que causa mucho dolor por la irritación de garganta. Debido a la resequedad hay que hacer un gran esfuerzo para hablar y es ahí donde la mucosa se resiente. Siempre y cuando no sea necesaria la atención médica, la afonía puede tratarse con remedios caseros: Miel. Este recurso natural…

Resumen de Reseña

Valoraciónes : Sea el primero!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Cómo saber si tienes apendicitis

Cómo saber si tienes apendicitis

El apéndice forma parte del intestino grueso, tiene forma de tubo y se ubica en ...