Home » Consejos » Regalar vinos ¿Cómo distinguir las variantes?
vinos para regalar

Regalar vinos ¿Cómo distinguir las variantes?

Regalar vinos es siempre una estupenda manera de agasajar a un ser querido. No tienes que ser un enólogo experto para escoger un buen vino. Muchas personas sienten un poco de ansiedad al regalar una botella de vino. El estereotipo mundial nos ha hecho creer que los europeos y especialmente los mediterráneos, somos grandes expertos en vinos. Sin embargo, no todos tenemos una amplia cultura vinícola y nos cuesta un poco distinguir entre una variante y otra. Esto incrementa aún más la reticencia de algunas personas a regalar vinos y se decantan por otras opciones más seguras.

Algo que siempre debemos tener en consideración, es que un vino NUNCA es un mal regalo.  Es uno de los regalos más universales que existen, a las poquísimas personas que no les gusta el vino, les funciona perfectamente como una atención a sus invitados. Es decir, una botella de vino, es el regalo ideal. Es económico, práctico, alegra el espíritu, refresca en verano y calienta en invierno.  Marida una comida de manera perfecta y sirve como compañero ideal en una velada romántica, así como para una cena con amigos. Un mito urbano dice que el vino entre más caro es mejor. No siempre es así y hay vinos de muy buen precio con una calidad superior.

regalar vino

Del mismo modo, no hay una variante mejor que otra, cada una tiene su encanto y depende mucho del gusto personal. Regalar un vino debe satisfacer el gusto particular de la persona que lo recibe, es un error muy común regalar vinos desde nuestros propios gustos. En regalosgourmetonline.com puedes encontrar una completa guía sobre los mejores tipos de vino para regalar.

Escoger un vino para regalar

Existen muchos mitos alrededor de la escogencia de un tipo de vino. Desde el maridaje hasta el efecto del día después.  Lo cierto es que la escogencia de un vino tinto, blanco, cava o rosado, es una cuestión de gustos personales y en nada tiene que ver con otros factores. Los vinos tintos, por lo general, tienen menor grado de acidez por la presencia de taninos y a su vez, suelen tener mayor cuerpo.  Desde un Joven Tempranillo o un Garnacha hasta un Bobal, la intensidad del color suele ser una de los principales diferenciadores del cuerpo, acidez y bouquet del vino.

A personas sensibles a la acidez de los alimentos, suele gustarle más un vino tinto, pues les aporta una sensación menos agresiva. Sin embargo, los vinos blancos como el Verdejo, Airén o el Albariño, son vinos más neutros pero a su vez más aromáticos.  Las uvas usadas para elaborar vino blanco, se cosechan antes de la plena maduración y por lo tanto tienen mayor grado de acidez. Son vinos más refrescantes, una de las razones por la que se suelen tomar fríos, del mismo modo que los vinos rosados o el cava.

Afortunadamente, siempre habrá una botella de vino ideal para cada gusto personal. A la hora de escoger el perfecto vino para regalar, piensa en su paladar y cuál vino hará sentir mejor a esa persona especial.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

tipo de piel

Saber elegir la mejor cosmética para nuestro tipo de piel

Elegir la mejor cosmética para nuestro tipo de piel, es la clave para mantener un ...