Home » Economía » ¿Vas a vivir solo? Conoce 10 de los principales gastos
Cuanto-cuesta-vivir-solo

¿Vas a vivir solo? Conoce 10 de los principales gastos

¿Vas a vivir solo? Este es un paso hacia la independencia que debe ser disfrutado. Sin embargo, para que este acontecimiento tan importante en su vida no se convierta en un dolor de cabeza en el futuro, es necesario que planees bien financieramente.

Sostener un hogar sin la ayuda del padre, la madre y los amigos es sinónimo no sólo de libertad para la mayoría de los jóvenes, sino también de gastos.

Ya adelantando: entre los gastos que no pueden dejar de ser considerados por quienes piensan en vivir sólos están la vivienda, el mercado y las cuentas domésticas. Y mira que esas son sólo las cuentas prioritarias, ¿vio?

Ahora bien, a continuación vea 10 de los principales gastos que esta situación exige, y cómo lidiar con ellos!

1. Vivienda

La primera categoría del presupuesto a ser considerada por quien va a vivir solo es propiamente la vivienda. Entran aquí todos los gastos relativos al lugar que va a habitar.

Estos son gastos considerados esenciales. Traduciendo: tiene que tratarlas como prioridad a la hora de hacer su planificación financiera para vivir solo.

Como son gastos fijos, no tiene la posibilidad de reducirlos de forma sustancial. Así que, antes de hacer un contrato para alquilar o comprar, asegúrese de que su ingreso es consistente con la cantidad cobrada.

2. Cuentas residenciales

Además de los gastos con la vivienda en sí, también hay que estimar el valor de las cuentas que tendrá en su nuevo hogar. Entre las más importantes están la luz, gas, internet y teléfono.

Además de las cuentas básicas, considere otros posibles gastos, como TV por cable y celular. Aunque no son indispensables, son lo suficientemente importantes para formar parte del presupuesto de muchas personas.

Para no tener sorpresas desagradables a la hora de pagar sus cuentas residenciales, es esencial aprender a consumir de forma consciente, evitando el desperdicio y tomando cuidados básicos.

Algunos ejemplos son: No utilice demasiado el aire acondicionado, regule el tiempo de su baño caliente, tenga cuidado de no dejar luces encendidas, ahorrar en el consumo de agua, entre otras cosas.

3. Mercado

Otro gasto que debe ser considerado como prioritario por quien va a vivir solo, son los relacionados con el mercado. Recordando que este gasto va mucho más allá de la alimentación del día a día.

Los productos de limpieza, como suavizantes, jabón en polvo, detergente, y artículos de higiene personal, como jabón, pasta de dientes y papel higiénico, también entran en esa categoría.

Es muy fácil entusiasmarse y comprar todo lo que ve por delante en las visitas al supermercado. El problema es que esa euforia puede salir bien cara.

Para mantener su presupuesto al día, haga siempre una lista antes de salir de compras, comparar precios y tener cuidado con el desperdicio.

4. Alimentación

Comprar sólo lo que es necesario e importante, pero más aún es el hecho de alimentarse con productos de calidad. Después de todo, no sólo porque salió de la casa de sus padres ahora va a vivir de comida rápida, ¿no es así?

Pero eso no significa que necesita tener una agenda extremadamente rígida, ok? Puede optar por comidas más saludables durante la semana y relajarse un poco los fines de semana, por ejemplo. Así, crea un buen equilibrio nutritivo y, por supuesto, no extrapola en gastos!

5. Mantenimiento y servicios

Mantener una casa requiere cierta inversión. Antes de entrar en su futuro hogar, hay que considerar la posibilidad de hacer algunas reformas y ajustes en el espacio.

Pintar las paredes, cambiar o reformar el piso, sustituir los metales desgastados, comprar lámparas para las habitaciones… La lista puede ser extensa.

Para no endeudarse, coloque en el papel todo lo que necesita hacer en el inmueble y, si no tiene capital disponible, deje algunas cosas para después.

 

Todo esto es recurrente en la vida de quien sólo vive. ¡Entonces cuente con estos posibles gastos en el presupuesto para no ser sorprendido!

vivir solo

6. Limpieza

Salir de la casa de los padres también significa ser responsable de la limpieza de su propio espacio. Al final, la pila de platos y vasos en el fregadero no se va lavar solo! ¡Las ropas sucias tampoco aparecen mágicamente limpias y dobladas en su cajón! Alguien tiene que hacerlo.

Es importante considerar este punto para el caso de que no sea la persona más organizada. En ese caso, debe pensar en contratar a alguien para ayudarle!

Si su presupuesto lo permite, contar con estos servicios una vez a la semana o cada 15 días..

Pero recuerde: incluso con esta ayuda externa, es esencial tener al menos el mínimo de cuidado con la limpieza.

7. Compras

Además de los costos de mantenimiento y servicios eventuales en la casa, quien va a vivir solo necesita pensar en las compras que tendrá que hacer para garantizar su confort. La primera (y más costosa) de ellas se refiere a muebles y electrodomésticos.

En general, quien sale de la casa de los padres necesita hacer la compra de artículos grandes, como nevera, fogón, microondas, cama, mesa y sofá. Considere también que será necesario adquirir otros elementos primordiales para el nuevo hogar, como ropa de cama y baño, utensilios de cocina y juego de cena.

8. Ocio

No porque va a vivir solo no debe separar una parte del presupuesto para el ocio. ¡Necesita divertirse! Si las finanzas están apretadas, una alternativa es buscar actividades más baratas, como recibir amigos en casa, alquilar una película por televisión por cable en lugar de ir al cine, hacer un picnic en lugar de ir a un restaurante…

9. Fiestas

Esta es probablemente una de las primeras cosas que vienen a la cabeza de quien va a vivir solo: hacer fiesta en casa todo fin de semana. Después de todo, ahora que controla los horarios y no tiene nadie quien se lo impida, por qué no, ¿verdad?

Por supuesto, va a llamar a sus amigos más cercanos a la casa y hasta ser el anfitrión de grandes fiestas, pero, tarde o temprano, se acabará dándose cuenta de que esto puede costar muy caro.

Y no son sólo los gastos con respecto a la bebida y comida los que pesan en el bolsillo. Muchas veces, especialmente en fiestas que permiten que cualquier persona entre, algún objeto de la casa acaba dañado o incluso se desaparece.

Sin contar que son raras las personas que se quedan después del final del evento para ayudar a limpiar y organizar el desorden. Al final de cuentas, la parte más dura siempre se queda con el anfitrión.

10. Emergencias

Quien va a vivir solo no puede renunciar a crear un fondo para gastos no previstos. Lo ideal es tener una reserva equivalente a al menos 3 meses de gastos.

Por lo que no corre el riesgo de endeudarse cuando un imprevisto suceda. Coloque esa cantidad en una inversión que ofrezca liquidez, de forma que pueda sacar fácilmente parte del dinero si es necesario.

Básicamente, si va a vivir solo, esté atento a los principales gastos y prepárese para ellos!

Vivir solo es una conquista. Disfrute!

¿Vas a vivir solo? Este es un paso hacia la independencia que debe ser disfrutado. Sin embargo, para que este acontecimiento tan importante en su vida no se convierta en un dolor de cabeza en el futuro, es necesario que planees bien financieramente. Sostener un hogar sin la ayuda del padre, la madre y los amigos es sinónimo no sólo de libertad para la mayoría de los jóvenes, sino también de gastos. Ya adelantando: entre los gastos que no pueden dejar de ser considerados por quienes piensan en vivir sólos están la vivienda, el mercado y las cuentas domésticas. Y…

Valoración

Valoraciónes : 4.85 ( 1 votos)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

No te pierdas

millenials finanzas

Millennials: lecciones de finanzas para los jóvenes

Nacidos entre 1980 y 1995, los Millennials forman parte de una generación conocida por cuestionar ...