Home » Economía » Mejor manera de comprar un coche
Mejor manera de comprar un coche

Mejor manera de comprar un coche

Existen muchas alternativas para poder adquirir un vehículo nuevo, pero antes debes fijarte en detalles básicos, como por ejemplo tu presupuesto. Quizá lo que llevas ahorrado no sea suficiente para llevar a cabo esa compra tan anhelada, sin embargo, siempre tendrás la opción de un préstamo bancario o la financiación en el propio concesionario.

Cada vez más un carro se convierte en una necesidad, pero sea cual sea la manera, deberás pensar en la mejor forma de comprarlo. El mercado está plagado de oportunidades que no debes desaprovechar, aunque eso sí, debes analizar antes cual sería la más conveniente.

En este artículo mencionaremos varias opciones para poder adquirir un vehículo, así que continúa leyendo y toma nota de las siguientes recomendaciones.

Recomendaciones para poder comprar un vehículo

Fijar presupuesto

Antes de ir a un concesionario, es preciso realizar un estudio del mercado, y revisar los precios del vehículo. De esta manera se tendrá una idea de lo que esperar cuando se acuda al concesionario. Además, con esta idea no te podrán  engañar si modifican el costo de ese vehículo, además te servirá para regatear con el vendedor y conseguir un mejor coste final.

Un préstamo bancario

En primer lugar puedes acudir a una entidad bancaria y solicitar un préstamo personal. De acuerdo a su normativa, será el banco quien apruebe o no ese préstamo. Los financiamientos bancarios representan una excelente opción y además son accesibles. Dependiendo de la entidad, el cliente puede disponer de un préstamo que ya ha sido concedido (préstamo pre-concedido), de esta manera se agiliza este trámite.

Plan de financiamiento por el concesionario

Los planes de financiamiento del propio concesionario también representan una excelente alternativa. Estos son otorgados por parte de la empresa al cliente con convenios de pago estipulados. Este tipo de recurso se convierte en una de las opciones más adecuadas para tener un vehículo. El acuerdo con el mismo concesionario será más ventajoso, ya que el trámite será mucho más sencillo, no tendrás que ir a otro lugar, y por ende obtendrás tu vehículo en menor tiempo.  Hay marcas reconocidas que brindan al cliente esta oportunidad a través de entidades asociadas a su empresa.

Leasing

Esta es otra manera de acceso para la adquisición de un  carro. El leasing es un producto financiero que determina un contrato de arrendamiento o alquiler donde el usuario cancelará rentas mensuales en una fecha estipulada previo contrato. Este pago se realizará en un lapso fijado, (esto dependerá de la empresa). Y finalizado ese plazo podrá tener la opción a compra del vehículo.

Pide dinero prestado

Aunque parece una opción algo descabellada, puede resultar una buena alternativa. Claro está, el dinero debe solicitarse a personas de entera confianza y que estén dispuestas a aceptar la forma de pago y en el tiempo determinado. Para este tipo de situaciones es mejor dejar las cosas por escrito, es una manera de respaldar los acuerdos sin que se produzcan conflictos futuros.

 

Existen muchas alternativas para poder adquirir un vehículo nuevo, pero antes debes fijarte en detalles básicos, como por ejemplo tu presupuesto. Quizá lo que llevas ahorrado no sea suficiente para llevar a cabo esa compra tan anhelada, sin embargo, siempre tendrás la opción de un préstamo bancario o la financiación en el propio concesionario. Cada vez más un carro se convierte en una necesidad, pero sea cual sea la manera, deberás pensar en la mejor forma de comprarlo. El mercado está plagado de oportunidades que no debes desaprovechar, aunque eso sí, debes analizar antes cual sería la más conveniente. En…

Valoración

Valoraciónes : 4.55 ( 1 votos)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

No te pierdas

Qué negocio poner en un local pequeño

Qué negocio poner en un local pequeño

Quieres montar un negocio, pero el lugar que tienes es pequeño, ¡No te preocupes! en ...