Home » Economía » 15 ideas para divertirse que cuestan poco dinero
planes por poco dinero

15 ideas para divertirse que cuestan poco dinero

Usar la creatividad es el secreto para divertirse sin gastar mucho. Son varias las ideas de ocio que cuestan poco y aún así proporcionan buenos momentos.

Y la buena noticia es que, independientemente de tu perfil, es posible ahorrar con pequeños cambios de hábitos y con la elección correcta de la actividad.

Quien gusta de la parranda, por ejemplo, puede hacer algo en casa en vez de parar en un bar. Los amantes de la lectura no tienen que dejar de comprar libros; pueden reemplazarlos con e-books, que son generalmente más baratos. ¿Amas el cine? Cambia tu programación de TV por una opción de streaming, como Netflix o HBO GO.

¿Quieres saber más? ¡Continúe la lectura y vea 15 ideas de ocio que requieren de poco dinero!

15 ideas de ocio que son baratas

1. Haz más eventos en la comodidad de tu hogar

Para muchas personas, el ocio significa estar con aquellos que más les gusta. Si eres parte de este grupo, ten en cuenta que hacer reuniones familiares o de amigos es algo que puedes hacer en casa, sin gastar mucho dinero.

Por lo tanto, marque encuentros en los que cada invitado tome algo para comer y beber. Así, no tienes que renunciar a estos momentos y tampoco quedarse en rojo.

2. Opte por las “previas” en casa

Si eres de ir a discotecas o shows, intente hacer “la previa” en casa en lugar de ir a un bar antes del evento. De esta manera puede gastar mucho menos la comida y bebida.

3. Haz turismo en tu propia ciudad

Si eres del tipo que no puede evitar viajar y, al mismo tiempo, busca propuestas de ocio que cuestan poco dinero, ten la experiencia de ser un turista en tu propia ciudad.

De esta forma, puedes conocer lugares interesantes – de los que nunca habías oído hablar – sin gastar nada en pasajes aéreo y alojamiento.

4. Haz tus propias comidas

Salir a cenar fuera es una delicia. Sin embargo, hacer esta actividad de forma regular y sin planificación puede desequilibrar tu vida financiera.

Si no quieres prescindir de una buena comida, sin entrar en números rojos, una alternativa es ir a la cocina y hacer tus propias comidas. Además de ser divertido, esta actividad puede contribuir a un estilo de vida más sano (y barato).

5. Cambie libros físicos por e-books

Quien no puede evitar una buena lectura en los momentos de ocio también puede mantener el hobby sin gastar mucho. Para ello, haga una búsqueda de precios antes de comprar un libro, para ver si vale más la pena adquirir el ejemplar impreso o en el formato e-book – generalmente, la segunda opción sale mucho más en cuenta.

El Kindle es un ejemplo de aplicativo de lectura que puedes descargar en el teléfono inteligente sin ningún costo.

6. Vaya al cine en días más baratos

Para los cinéfilos de turno, una idea de ocio que cuesta poco dinero es ir al cine en días más baratos, como el lunes y el martes. Varios establecimientos hacen promociones de hasta un 50% de descuento en el ingreso en períodos de poco movimiento.

También hay asociaciones que garantizan descuentos para los clientes que compran entradas a través de tarjetas de crédito de algunos bancos.

7. No deje de observar los programas gratuitos

Quien quiere divertirse sin gastar mucho no puede dejar de chequear también los programas gratuitos que se dan lugar en los más variados lugares de la ciudad, como playas, parques y museos. ¡Son varias las opciones que no cuestan nada!

8. Busque servicios de streaming

Otra alternativa a considerar por los que no quieren dejar de ver una buena película en el fin de semana es adquirir un servicio de  streaming de películas y series como Netflix y HBO GO.

9. Pasee por el barrio

En aquellos días en el que buscas algo divertido para hacer, pero no quieres gastar mucho dinero, una idea es dejar el coche en casa y dar una vuelta por el barrio.

Mire las calles y los establecimientos ubicados en ellas con otra perspectiva. Muchas veces, hay tesoros como una plaza increíble o un museo escondido esperando para ser descubiertos.

divertirte por poco

10. ¡Disfrute el día!

Hay una serie de actividades diurnas que cuestan poco o son gratuitas! Caminatas, clases de yoga en la plaza, picnics en parques. Para ahorrar, asegúrate de considerar hacer este tipo de actividad en el fin de semana.

11. Ve a lugares que no cobran entrada

Además de apostar en actividades diurnas, otra sugerencia para quien le gusta salir de casa, pero no quiere quedarse en rojo es buscar lugares que no cobran entrada. Hay muchas discotecas, por ejemplo, en las que no hay que pagar para entrar; paga apenas por consumir.

12. Utilice Internet para paseos virtuales

¿Quieres dar un paseo sin salir de casa y sin gastar dinero? Utilice herramientas como Google Street View para conocer lugares increíbles como el Taj Mahal. Otra opción es acceder a Google Arts & Culture para visitar online, a cualquier hora y día de la semana, diversos museos nacionales e internacionales.

13. Apueste en un hobby

Algo que garantiza la diversión sin gastar mucho es un hobby. Cocinar, hacer trabajos de carpintería o algún otro tipo de actividad manual no sólo proporciona la ganancia de nuevas habilidades, sino que también ayuda a pasar el tiempo sin crear altos gastos.

14. Haz clases sueltas

¿Te gusta ejercitarte, pero sufres al pensar en la mensualidad de la gym? Apueste, entonces, en la contratación de clases sueltas. Así pues, sólo pagarás por la actividad que hagas, cuando quieras y puedas.

15. Medita

La práctica de la meditación es una forma de mantener la salud mental en un mundo cada vez más corrido – y es mejor aún cuando la actividad no cuesta nada a su bolsillo.

Usar la creatividad es el secreto para divertirse sin gastar mucho. Son varias las ideas de ocio que cuestan poco y aún así proporcionan buenos momentos. Y la buena noticia es que, independientemente de tu perfil, es posible ahorrar con pequeños cambios de hábitos y con la elección correcta de la actividad. Quien gusta de la parranda, por ejemplo, puede hacer algo en casa en vez de parar en un bar. Los amantes de la lectura no tienen que dejar de comprar libros; pueden reemplazarlos con e-books, que son generalmente más baratos. ¿Amas el cine? Cambia tu programación de TV…

Valoración

Valoraciónes : 4.7 ( 1 votos)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

No te pierdas

millenials finanzas

Millennials: lecciones de finanzas para los jóvenes

Nacidos entre 1980 y 1995, los Millennials forman parte de una generación conocida por cuestionar ...